NO TODO ES POESÍA PERO PARECE

martes, 11 de noviembre de 2008

escritos de una mujer desesperada // Por Mariano Cantoral


Puede ser que mis pechos no sean perfectos
Puede ser que mi color no te agrade
Puede ser que mi cintura sea un humo hinchado
Pero NO tengo vida para ganarme
No tengo como ganarme la vida:
Al menos no para ser humano
En cambio
Vendo todo que puedo
A veces carretas
A veces botes
A veces hot dogs
A veces tacos
Con todo y eso
Siempre pago mis impuestos
No doy factura pero pago impuestos
Cuando compro los insumos de la harina (mi materia prima)

Tengo hijos, tengo hijas y un esposo borracho
No está mal que trague, pero bebe demasiado
Tanto que no le da tiempo para trabajar
Ni para buscar trabajo
Para nada
Ni para la leche, ni para el pan, ni para el agua
Para el guaro si, no sé de donde saca
Pisto para tanta botella 100% etílico
Varios vecinos me han dicho que lo han visto
Cantando himnos de fe en los buses colectivos
Exclamando que es de tal y cual ministerio
Predicador de no sé que tanta religión
Lo cierto es que
Borracho todo el día pasa
Y yo vendiendo mis tacos en una esquina
No autorizada
Pero no hay otro espacio disponible
El pan empieza a mutar en hongo
Y tengo que rebajar el menú
Porque contiguo a mi mesita
Hay un gran comedor de gente de gala
Y ahora nuestros precios no difieren tanto
Así que obvio eligen ir con ellos
Y cuando si difieren los precios
Prefieren dejar de comprar
Los antiguos artículos de primera nesecidad
Con tal de darle más aceite petulante y crujiente al paladar
E ir con ellos
Total, muchá
Es una mustia infelicidad
¿Para que continuar?
Mis hijos ya están llegando a la edad
De ir a trabajar
A los semáforos
O a otro lugar sin techo
Con su cajita de artículos humildes
O con su mano bien manchada
Para que les regalen un pedazo de metal
Si, el mayorcito
Va a cumplir 10 años el otro mes
¡YA ES TODO UN HOMBRE!
Lo malo es que a veces le roba
Sorbos de trago a su papá
Espero que nunca llegue a ser como el
Espero que algún día
Aprenda a leer

FOTO OBTENIDA DE: http://masapunk.org/wp-content/uploads/2007/09/pobreza.jpg

1 comentario:

Cristian Mejía dijo...

Me imagine a la donita sentada en una esquina,debatiendose por volver o no a la casa(si se le puede llamar casa)o talvez pensando en que hay mujeres en peores condiciones (como en uno de esos chous de la Laura) y es mejor volver y aguantar otro día la condena de ser mujer desesperada. Saludos y como siempre buenos y originales textos.